FASE III. JUSTIFICACIÓN DEL RECURSO TECNOLÓGICO DE LA CREACIÓN DEL BLOG PARA MUJERES VÍCTIMAS DE VIOLENCIA DE GÉNERO

FASE III. JUSTIFICACIÓN DEL RECURSO TECNOLÓGICO DE LA CREACIÓN DEL BLOG PARA MUJERES VÍCTIMAS DE VIOLENCIA DE GÉNERO 


La violencia de género sufrida por las mujeres maltratadas por sus parejas adopta diversas formas siendo las más comunes: la violencia física, la violencia psicológica o la violencia sexual.

La violencia física se define como toda acción realizada voluntariamente que provoque o pueda provocar daños o lesiones físicas en las mujeres que la sufren.

La violencia psicológica es considerada como las acciones, normalmente de carácter verbal, que provoca o puede provocar daño psicológico en las mujeres actuando sobre su capacidad de decisión; incluyendo el uso de mecanismos de control y comunicación que atentan contra su integridad psicológica, su bienestar, su autoestima o su consideración, tanto pública como privada, ante las demás personas.

La violencia sexual consistiría en cualquier atentado contra la libertad sexual de la mujer que afecte a su integridad física o afectiva por el que se la obligue contra su voluntad a soportar actos de naturaleza sexual o a realizarlos, prevaliéndose de una situación de poder, empleando engaños, coacciones, amenazas o el uso de la fuerza.

https://docs.google.com/presentation/d/1VfrZKBd8k96E8mkZeIRUaCUnn3sI7NNOjrWEEtqxywk/edit

Las mujeres víctimas de violencia de género se encuentran dentro de un grupo social de desventaja, por lo que es preciso elaborar estrategias didácticas específicas para intentar paliar las consecuencias del maltrato de diversa índole sufrido a manos de sus parejas, como sería en este caso la aplicación de la técnica didáctica de la comunicación a través de la creación de un blog en grupos de trabajo.

Es preciso que el educador social ayude a las mujeres víctimas de violencia de género con estrategias didácticas específicas para recuperar su autoestima, disminuir su estado de ansiedad y estrés, aumentar su sentido del humor, trabajar en grupo para reforzar sus vínculos sociales, su sentido de pertenencia e incrementar su participación activa y creatividad, pues son personas vulnerables y en riesgo de exclusión social, pues como afirma Lago Castro, estas mujeres “han sufrido y soportado por motivos de maltrato y falta de autoestima, las ha convertido en personas tremendamente vulnerables, incapaces de saber a dónde tirar y cambiar el ritmo de sus vidas”[1].

Factores de riesgo y necesidades de las mujeres maltratadas

El principal factor de riesgo de las mujeres maltratadas víctimas de la violencia de género es precisamente su especial vulnerabilidad, debido a las secuelas físicas y psicológicas que se manifiestan en todos los ámbitos personales, afectivos, sociales, económicos y laborales.

Las mujeres maltratadas víctimas de la violencia de género cuentan con otro importante factor de riesgo que es su baja autoestima, es decir, el bajo o nulo concepto que ellas tienen de sí mismas, debido a la violencia física, psicológica o sexual ejercida sobre ellas por su maltratador.

Las mujeres víctimas de violencia de género tienen un alto nivel de estrés y de ansiedad, repercutiendo somáticamente y psicológicamente en su salud, su propio bienestar y en el de su familia y amigos.

Una de las principales necesidades de las mujeres víctimas de violencia de género es sentir el afecto y comprensión de las personas que las rodean, para tratar de evitar sus pensamientos distorsionados y negativos sobre la realidad en la que se encuentran, la culpabilización y la vergüenza que sienten debido a su situación de maltrato soportado.

Las mujeres maltratadas necesitan ser escuchadas a través de la escucha activa, la comprensión y la práctica de la empatía de su situación personal y familiar, tratando de ponerse en el lugar de la mujer víctima de violencia para no enjuiciar y siempre protegiendo su confidencialidad.

 La participación activa de las mujeres maltratadas es esencial desarrollarla a través de la estrategia didáctica de terapia en grupo de la creación de un blog, pues refuerza en las mujeres su sentido de pertenencia al grupo, su autoestima, su sentido del humor, y su competencia social, fomentando sus habilidades sociales, la comunicación asertiva y las relaciones interpersonales.

 La técnica del impulso de la comunicación, a través de la creación de un blog como terapia en grupos de trabajo en mujeres maltratadas, les aportará importantes beneficios como la pertenencia al mismo grupo de trabajo, fomentando su autoestima y mejorando sus relaciones sociales.

 Asimismo, esta técnica de estrategia didáctica de comunicación incidirá especialmente en estas mujeres vulnerables para lograr concebir su vida de una forma más alegre, participativa y saludable.

En consecuencia, la técnica de la comunicación a través de la creación de un blog en grupo, impulsará un nuevo camino en las mujeres maltratadas, mejorando su calidad de vida, su bienestar y el de sus amigos y familiares más cercanos, y promoverá una actitud más positiva ante su vida.

Descripción del proceso de aplicación de la estrategia didáctica

Primero, se establecerá una reunión previa de todas las instituciones implicadas en el proceso de ayuda a las mujeres víctimas de violencia de género, pertenecientes a distintos equipos multidisciplinares para informarles de la creación de la técnica del fomento de la comunicación a través de la creación de un blog, en el que se va a utilizar en nuestro centro de trabajo, como técnica para impulsar la autoestima en las mujeres maltratadas, mejorar su bienestar y calidad de vida.

Segundo, se redactarán manuales informativos y carteles, explicando la técnica didáctica en mujeres maltratadas, así como el lugar y hora del desarrollo del trabajo en grupo de los talleres.

Tercero, se elaborarán encuestas de opinión, y encuestas de satisfacción posteriores, para observar los conocimientos previos sobre la técnica didáctica de la creación de un blog, y los efectos posteriores en las mujeres víctimas de violencia de género, tras aplicar la técnica de la comunicación.

Se programarán las distintas actividades, que serán adaptadas y flexibles para el colectivo de mujeres víctimas de violencia de género, en las que se fomentará la participación activa de las mujeres.

 [1] LAGO CASTRO, P., capítulo 7. “Aplicación de estrategias didácticas en el contexto desfavorecido con mujeres maltratadas”, en SÁNCHEZ ROMERO, C., Aplicación de estrategias didácticas en contextos desfavorecidos, ed. UNED, Madrid, 2013, p. 177.

No hay comentarios:

Publicar un comentario