domingo, 7 de mayo de 2017

FUNDAMENTACIÓN TEÓRICA DE LA EXPERIENCIA TECNOEDUCATIVA

FASE II. FUNDAMENTACIÓN TEÓRICA DE LA EXPERIENCIA TECNOEDUCATIVA
   La Innovación Social no es un  fin en sí mismo, sino  el medio para incrementar el bienestar, la calidad de vida, el nivel cultural o el buen funcionamiento de los servicios públicos (Echeverría, 2008). En este sentido, las TIC pueden entenderse como herramientas útiles para el cambio social. Negroponte (2000),  catedrático en el Instituto de Tecnología de Massachusetts y director del laboratorio de innovación y tecnología MIT, ya  manifestó hace unos años que la " tecnología unida a la ciencia produce un cambio en la forma de vivir y de entender la realidad. En los últimos años  (...) la tecnología ha permitido la transformación de este mundo y de los propios seres humanos"
   El uso cada vez más creciente de la tecnología y la forma de usar la información, está cambiando la sociedad, transformándola en la sociedad de la información y del conocimiento.
   Las TIC tienen gran relevancia en la educación y en la sociedad, puesto que no sólo se limitan a suprimir las barreras de comunicación en cualquier lugar y momento sino que además ofrecen la posibilidad de formación y aprendizaje dentro de un entorno más flexible, con multitud de recursos que favorecen el aprendizaje individual y grupal de forma colaborativa. Las mujeres víctimas de violencia de género utilizarán las TIC como medio para impulsar la comunicación entre ellas y  reforzar su autoestima.
   El impacto de las TIC en la sociedad es un tema ampliamente tratado, sobre el que existen abundantes referencias. En el proceso de integración de la informática e Internet en grupos sociales desfavorecidos, se han estudiado factores que favorecen la innovación y buenas prácticas con las TIC y su relación con las políticas sociales; el análisis de procesos de innovación y situaciones de aprendizaje con TIC que conllevan innovación, así como su evaluación; el uso de las TIC como medio para aumentar la motivación, así como modelos basados en la utilización de programas colaborativos virtuales.  
   Para la UNESCO (2013), las tecnologías de la información y la comunicación pueden contribuir al acceso universal a la educación, la igualdad en la instrucción, el ejercicio de la enseñanza, el aprendizaje de calidad y el desarrollo profesional de los docentes, así como a la gestión dirección y administración más eficientes del sistema educativo
   Cabrero (1998) señala que desde la década de los ochenta se comenzó a valorar el uso pedagógico y social de las TIC, pues no solo permiten tratar la información, sino también almacenarla y establecer nuevas formas de comunicación.
   El concepto de red social ha alcanzado una gran difusión. En el sentido más amplio, se puede decir que una red social es una estructura social formada por personas o entidades conectadas y unidas entre sí por algún tipo de relación o interés común (Ponce, 2012). Las redes sociales explican el comportamiento humano y la manera en la que se establecen las relaciones personales.
   Es por ello que nos preguntamos si las redes sociales, cumplen un mero papel de canal de comunicación o si  pueden ser utilizadas para motivar a las personas. Como bien dice (Reig, 2012) “el problema es que en la soicedad, se sigue asociando red social al ámbito personal, a la pérdida de tiempo, sin entender que pueden convertirse con facilidad en redes de aprendizaje y comunicación permanente”.
   La violencia de género es un problema complejo y con múltiples causas debido principalmente  al papel subordinado de la mujer a lo largo de la historia. Todavía hoy, la percepción social de la violencia de género indica que existe una gran distancia entre la realidad de la misma y la percepción que la sociedad tiene de este grave problema y su profunda transcendencia pese a la continua presencia de noticias relacionadas con la violencia de género en los medios de comunicación.
   Debido a la gravedad del problema, los poderes públicos han asumido la responsabilidad de erradicarla y por este motivo desde finales del siglo XX aparece abundante producción legal a nivel europeo, nacional y autonómico sobre medidas de promoción de igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres y de prevención de violencia que se ejerce sobre las mujeres. Las referencias más significativas son:
-          Ley Orgánica 1/2004 de 28 de Diciembre de medidas de protección integral contra la violencia de género que establece medidas de sensibilización, asistencia y prevención
-  Ley orgánica 3/2007 de 22 de marzo para la igualdad efectiva entre hombres y mujeres.                                                      
-          Plan estratégico para la igualdad de oportunidades 2014-2016.
-          Plan autonómico para la igualdad de oportunidades y contra la violencia de género en Castilla y León 2013-2018.
                                                                                               


No hay comentarios:

Publicar un comentario